las 6 leyes sociales del exito
07 Jun 2017

3 Errores que quebrantan la Ley Social de Estructura

La 3ª Ley Social del Éxito es la Estructura

Según esta ley, todos los círculos de influencia tienen una estructura distinta. En la oficina puedes ser el director y tener a varias personas a tu cargo; luego puedes estar en un foro de antiguos amigos del colegio en el cual la estructura es más plana; de igual manera puedes ser padre de familia y tener 3 hijos menores; acabarte de registrar en una hermandad o en alguna actividad extracurricular. Ahora bien, nuestra manera de actuar y nuestra falta de consciencia sobre la estructura provocará que emitamos al entorno unos mensajes perjudiciales para nuestra imagen y como consecuencia, no atraeremos oportunidades a nuestra vida.

El primero de los errores que quiero traer es el que cometen aquellas personas que en determinado círculo han tenido cierto éxito o un relativo éxito. Por ejemplo, alguien que ha conseguido determinado puesto de trabajo con algo de salario por encima de la media. El error viene cuando esta persona se compara con sus iguales en los distintos círculos en los que se mueve y percibe que económicamente está mejor. En ese caso empieza a dar lecciones a los demás sobre aspectos que no tienen que ver con su éxito relativo y parece que tiene que ser el que lleva la razón en todas las conversaciones.

Esto lo he visto en montones de ocasiones. Recuerdo a un amigo que estuvo trabajando en el Senado y bueno, ya sabéis lo importante que es el Senado en España. Esta persona era el mayor conocedor de literatura, sabía de vinos más que nadie, cuando salíamos tenía que decidir el lugar que era adecuado para tomar tapas y el que no era apropiado. En definitiva, nos daba a entender que eso de ser senador se podía convalidar por varios doctorados. En ocasiones, hasta desprestigiaba a personas que sabían más que él en determinados asuntos por el hecho de no estar de acuerdo con él.

El segundo error, muy común es aquel que cometen las personas que no aceptan su éxito y la responsabilidad que conlleva. Por ejemplo, profesores que no quieren ser profesores y adoptan con sus alumnos la calidad de amigos; idem de padres que son igualmente irresponsables y tratan a sus hijos como amigos; ¿has conocido a jefes así? Seguramente que sí. Casi siempre la excusa que ponen estas personas para su comportamiento es el tratar de manera más humana a los demás, lo cual es totalmente falso, ya que no hace falta perder autoridad para ser humano o entender a los demás.

Recuerdo a un jefe que tuve que tenía la costumbre de una vez al mes llevarnos a tomar unas copas, lo cual le acercaba a nosotros, ahora bien, quedaba claro que era él el que seguía siendo el que estaba arriba. El decidía el lugar y pagaba la cuenta. Con esto nos dejaba claro que él era el que estaba en control de la situación ya que era el jefe. Cuando le apetecía se iba y nos dejaba allí. Nunca lo vimos emborracharse ni perder el respeto a los demás o hacer bromas.

Por último, ocurre en ocasiones que no contamos con personas que están al mismo nivel que nosotros y tomamos decisiones sin consensuar ideas. Es el caso de aquellas personas que no saben trabajar en equipo. Individualistas, egoístas, egocéntricos y demás son los que tienden a cometer este error.

Cuando cursaba mi máster en el Instituto de Empresa hace algunos años, esta era la principal causa por la que las gentes tenían disputas en los trabajos en equipo. La clave para ser eficaces era que cada uno hiciera una parte del trabajo y después se consolidara en equipo el trabajo que había realizado cada uno. Ocurrió en alguna ocasión que alguno pasó por encima el trabajo de algún compañero y cuando le tocó presentar el trabajo había modificado todo lo que su compañero había hecho. La excusa era que lo había mejorado. La realidad es que era una persona con pocas cualidades sociales.

En definitiva, todos estos errores tienen consecuencia en cómo os va a ir en la vida y en las personas que vais a atraer o las oportunidades que os van a llegar. Puedes tener falsos aduladores en tu entorno, compañeros de trabajo manipuladores, arribistas, que la gente te aísle, que no te ofrezcan nunca el puesto de trabajo de tus sueños, que tus hijos se vuelvan unos déspotas, etc… Tú te lo has buscado.

¿Qué os parece? Seguro que vosotros habéis cometido errores así, ¿no? Esa es la razón de ser de @NetforSuccess y quiero que el curso esté completo para finales del verano para ayudar a muchas personas a ser más consciente y a conseguir éxito. Colabora con mi campaña de crowdfunding en Al-Éxito

www.al-exito.org/projects/netforsuccess

 

 

deja tu comentario