ayudas avparados_larga_duracion
20 Sep 2017

Ayudas a parados jóvenes de larga duración con talento

Las mejores ayudas son siempre los buenos consejos, no una limosna

Pensabas que nunca te iba a llegar el momento pero ya has acabado tus estudios y ahora te toca salir ahí afuera. No obstante, lo que te espera no tiene buena pinta ni mucho menos.

Ha cambiado mucho la situación laboral desde los tiempos de tus padres hasta ahora. Antiguamente lo normal era colocarte en un puesto de trabajo y jubilarte ahí. No digo que esto no exista en la actualidad,  lo que sí es que es bastante escaso teniendo en cuenta la cantidad de demandantes de empleo que hay.

Aun añadiría algo más: la semana pasada hablaba con un amigo mío y me comentaba que en su empresa habían despedido a un compañero y que cuando fue a comentarlo con otro, este le dijo: “¿no te das cuenta?, no hay en la empresa nadie mayor de 55 años”. Lo que oyó fue como para tragar saliva.

Así que tenemos: que es difícil encontrar trabajo si eres joven, así lo demuestran las estadísticas del INE; y que nadie se jubila en una empresa ya. O sea que tu vida laboral se acorta drásticamente.

¿Qué puedes hacer? Bueno, ante todo mantener la calma. Tienes la suerte que no tienen aquellos que ha sido despedidos a los 55 años, y es que tienes tiempo de llegar a donde te propongas si eres constante.

He aquí algunos consejos que seguir:

1- No te rodees de gente negativa. ¿quiénes son todas aquellas personas? Son todos aquellos que levantan algún sentimiento negativo: pesimismo, odio, culpabilidad; personas que se ríen o burlan de otros, que te hacen sentir inferior. En otro artículo las he denominado gente tóxica. Con este tipo de personas nunca vas a llegar a ninguna parte. Cuando eres niño no eras consciente pero conforme te vas haciendo mayor desde entender el efecto nocivo que este tipo de personas infligen a tu vida. Recuerda lo que dijo Jim Rohn:

“somos la media de las 5 personas con las que más nos rodeamos”.

2- Créate unos buenos hábitos. Las personas que tienen costumbres saludables son por lo general gente saludable. Es decir, estarás rodeado de mejores personas; lo contrario es cierto de las personas con malos hábitos. Por otra parte, dichos hábitos (buena alimentación, deporte, etc…) evitan que te deprimas y te proveen de energía. Ya tienes bastante con lo que te rodea, ¿no?

3- Piensa que vas a tener que emprender casi con toda seguridad a medio plazo. Por lo que vete haciendo la idea qué sector es el que más te apasiona. Esto es todo un desafío, especialmente cuando tienes poca experiencia y aun peor pocos recursos económicos. Bien, esto hoy en día se resuelve ya que cada vez hay más negocios en los que el capital que se requiere para invertir es nimio por lo que no te preocupes ahora por eso. Aun es más preocupante que no tengas claro qué te gusta o carezcas de experiencia laboral. En otro artículo traté sobre este tema al aconsejarle a parados que comiencen a emprender. Aunque existen ayudas a emprendedores jóvenes estas son escasas. Esa es la mala noticia.

4- No caigas en la Paradoja de la Cesta de Cangrejos. ¿Qué es esto? Caer en el miedo para quedar inmóviles por el “y si”. Ahora eres joven y te sobra el tiempo: no pasa nada por caerte; te levantas y punto. Ahora es el momento de equivocarse y tomar decisiones erróneas. No necesitas saber más o analizar más. Lánzate, sea lo que sea que decidas hacer, pero no te quedes quieto.

5- No te creas esas supuestas ayudas a jóvenes desempleados que consisten en una formación.  ¿Por qué? Porque estás mareando la perdiz y haciendo lo que otros quieren que hagas cuando sabes de sobra que esa formación es un mero entretenimiento en el que tú eres el menú pero tras esto no hay trabajo. Sinceramente, ¿conoces a muchos que tras una formación a desempleados salió con un puesto de trabajo? Seguro que es una leyenda urbana.

Si aun así piensas que lo mejor que puedes hacer es buscar un trabajo estable, me gustaría compartir contigo un webinar que grabé en el que doy algunas pautas sobre cómo conseguir trabajo a través de las relaciones.

Por lo general, la gente tiende a buscar trabajo a través del mercado abierto, esto es: echar currículos, no obstante, los mejores puestos son siempre aquellos que no se publican. Es decir, los que se pasan de boca en boca. ¿Cómo estar atento a esto? Bien, necesitas crear relaciones. En el vínculo de abajo encontrarás la solución. Tendrás que dejar un email para que te envíe la información.

Cómo encontrar trabajo a través de las relaciones

 

 

deja tu comentario