financiacion de emprendedores
02 Sep 2017

Cómo triunfar en un crowdfunding

Todo negocio hasta su madurez pasa por diferentes fases. Dichas fases determinará el tipo de capital al que puede acceder el emprendedor. Por lo general los negocios cuando surgen de la nada deben de ser probados por un mercado. Es decir, ¿Sabes si ese negocio tiene un cliente? Bueno, uno lo intuye pero como decía el historiador Ibn Jaldún “en el movimiento está la virtud”. Es decir, hasta que no lo pones en marcha no sabes a ciencia cierta si va a tener acogida o no.

Una vez probado el mercado es muy fácil conseguir financiación siempre y cuando seamos convincentes a la hora de explicar cómo nuestro negocio es escalable y tiene una salida segura para el inversor. En este caso el acceso a financiación profesional y cualificada es la mejor opción e incluso si eres capaz de encontrar un socio financiero que pueda aportar valor porque conozca tu industria mejor que mejor.

Las empresas maduras no suelen encontrar problemas ya que poseen activos y cuentan con personal con experiencia lo cual reduce el riesgo en gran medida para el inversor.

Ahora bien, ¿qué hacemos en el primero de los casos? No has probado el producto. No tienes activos y seguramente aunque tu experiencia sea relevante en el sector tu idea es lo suficientemente innovadora como para que tú mismo te sientas que te adentras en una tiniebla tenebrosa.

En este caso puedes participar en una campaña de crowdfunding. ¿Qué es un crowdfunding? Es un medio de financiación por el cual muchos inversores pequeños aportan una cantidad ínfima a un proyecto empresarial a cambio de una recompensa. Es decir, se trata de una gran cantidad de pequeños inversores que no tienen porque ser profesionales o ser expertos en la industria de tu negocio pero aportan a él.

1 – Elige bien tu plataforma. ¿Cuáles son las claves para elegir una plataforma de crowdfunding adecuada? Fíjate en el tráfico que tienen por internet, qué difusión o repercusión tienen en los diferentes medios de comunicación, qué pueden hacer por ti y cuál es el coste. En definitiva, debes de valorar el coste-beneficio de una plataforma de crowdfunding. En mi caso participé en la Plataforma de Crowdfunding de La Fundación Al-Éxito, la cual me ayudó bastante a la hora de difundir mi proyecto.

A poco de subir mi vídeo a la plataforma ya contaba con innumerables visitas lo cual me dio cierta visibilidad.

2- Haz pre-campaña. Difunde en tu web y en la redes sociales con tiempo de antelación que vas a participar en un crowdfunding. Explica como te pueden ayudar. Qué recompensas vas a ofrecer. Incluye vínculos a la web de la plataforma. Si todos los participantes hacéis lo mismo todos ganáis en visibilidad.

3- Crea un vídeo promocional profesional. La gente no lee mucho en internet ultimamente, pero si disfrutan con los vídeos y con una buena historia. Crea una historia inspiradora y compártela en las redes sociales. Este fue el que yo hice:


4- Habla con tus redes trascendentales (¿qué es?). Por lo general son los primeros que deberían ayudarte ya que otro tipo de relaciones más profesionales se vinculan a ti por motivos más racionales y financiar un negocio que no puede demostrar su éxito no es algo racional. Solo los que te quieren de verdad incluyendo tus defectos van a estar dispuestos a ayudarte.

5- Apela al lado derecho del cerebro. Como consecuencia de lo dicho anteriormente podemos deducir que en tu campaña publicitaria y en las recompensas seas más emocional. De nada sirve que hables de lo increíble de tu solución, de la vasta experiencia que tienes; es mucho mejor hablar de qué te motiva a llevar ese negocio a término. Por qué disfrutas con lo que haces.

6- Trabaja con influencers (¿cómo?). Los influencers te dan la posibilidad de que tu mensaje llegue a muchas personas. Recuerda que lo que estás haciendo es un embudo de ventas. Si tu mensaje va a impactar al 0,3% de personas como para que se sientan motivadas a dejar una pequeña aportación, piensa que si llegas a 3.000 personas consigues, 3 aportaciones y si llegas a 30.000, pues tienes 30. Multiplica este número por el valor medio de las aportaciones y ya puedes prever el éxito que vas a obtener.

En resumen, y esto es algo que siempre digo, un emprendedor no llega solo a ninguna parte. Necesitas aliados. El primer paso de todo comienza en ti, no en tu producto. Crea relaciones.

Para saber más sobre cómo crear relaciones, haz clic abajo

 

 

deja tu comentario