multinivel
29 Sep 2017

Multinivel: el negocio injustamente marginado.

Muchos confunden el multinivel con una estafa piramidal

Lo creas o no, los negocios multinivel son una manera respetable como otra de ganarse la vida. ¿Qué es un negocio multinivel?

Para saber qué es un negocio multinivel hay que entender porqué surgió. En los EEUU durante los 80 hubo innumerables cambios el las relaciones laborales que ahora también estamos experimentando en Europa y el resto del mundo, en el cual era necesario contar con trabajos muy flexibles. Compaginar vida familiar y laboral era una demanda social no correspondida por las relaciones empresa-trabajador. También existía un gran número de personas que demandaban un trabajo a tiempo parcial más que una jornada de 8 horas y poder pagar un alquiler y hasta unos estudios. El marketing multinivel o marketing de redes respondía a esta demanda.

En primer lugar, el marketing de redes te permite trabajar desde casa y ganarte la vida dignamente sin horarios fijos. Es por eso que profesionales con personas dependientes a su cargo como las amas de casa eligen este tipo de negocios como actividad profesional. Si no existieran se verían avocados a salarios ridículos o excluidos del mundo laboral.

Por otra parte, puedes trabajar a tiempo completo o parcial. Si eres estudiante tienes una opción de trabajar de manera flexible y sin jefe. No tienes que dejar de estudiar o prescindir de tu vida social.

Por último, las barreras de entrada a un negocio multinivel son muy bajas. No se requiere oficina, ni estudios superiores, ni inversión alta. Es en definitiva un negocio para todos.

¿Por qué tienen tan mala fama entonces?

Resulta hasta casi risible el hecho de que te encuentres en internet más propaganda negativa de este tipo de negocios, que de empresas que son harto conocidas por despedir a gran número de empleados, estropear el medio ambiente o incluso colaborar con gobiernos poco democráticos.

En primer lugar, la gente los asocia con esquemas piramidales o esquemas de afiliación del tipo “hacerse rico pronto”. Son cosas totalmente distintas. Las pirámides consisten en un tipo de inversión en el cual no existe un producto asociado claro y definido.

Era muy común en las inversiones. Por ejemplo, alguien tiene que recomendar una inversión y a cambio, consigue una comisión por cada nuevo afiliado.

Similar pero no es igual. En el marketing de redes o network marketing existe un producto asociado. En él se recomienda su consumo por dos razones: es tu garantía de que estás promocionando algo real; es más creíble tu venta. Recomiendo lo que he probado. El consumidor final se puede volver un distribuidor mayorista y como tal, recibe rappels y diferenciales entre coste de adquisición y precio venta. Lo mismo que en los canales de distribución tradicionales.

¿Dónde está la estafa?

Fácil, quédate con la idea que si alguien te propone un negocio sin producto real y que ni siquiera tienes que probar: sal corriendo. Lo mismo te digo de todo aquel que te prometa hacerte millonario en dos días sin trabajar. El día que se invente el volverse millonario sin trabajar, yo me apunto.

Por otra parte, el ego nos ciega. Como dijimos, este tipo de esquemas fueron creados en un principio para dar respuesta a los cambios sociales de los últimos 30 años. Por esto, muchos de las personas que tradicionalmente (pero no siempre) han ocupado este sector han sido: amas de casa; jóvenes con pocos estudios; empresarios, autónomos o empleados que han tenido que reinventarse por las circunstancias, etc…

Ahora os hago esta reflexión: ¿Me quieres decir que no merecen tu respeto personas que han optado por tomar decisiones antes de quedarse en casa quejándose por sus problemas?

Por último, la envidia también tiene algo de culpa. Ya existen innumerables casos de éxito de personas que sin tener grandes estudios ni inversiones mantienen un estilo de vida que ya nos gustaría a muchos tener. Lo que nos han enseñado es que para ganar dinero hay que trabajar largas horas, tener mucha formación y sacrificar tu vida, en definitiva.

No es cierto. Los emprendedores más exitosos en cualquier sector solo tienen algo que los diferencia: siente pasión por lo que hacen. Si ellos lo han logrado ha sido por esta pasión. De la misma manera, si cumples esto, también serás millonario tú estés en el sector en el que estés.

Una última reflexión.

El network marketing hace mucho daño a los intermediarios , ya que los fabricantes tratan directamente con los usuarios finales. Muchos productos son de mucha calidad y han supuesto una amenaza a los negocios de corte clásico en industrias similares. También son más competitivos frente a los negocios con un local venta al público porque no requieren una inversión como la de estos.

Imagínate que inviertes unos 60.000 € en adecuar un local para distribuir determinados productos de algo que estudiaste durante 4 años y has pedido un crédito a un banco. Las marcas tradicionales te dejarán un 5% de margen con suerte. ¿Cuanto tienes que vender para llegar al punto muerto si el ticket medio de venta es 20€? Ahora va el hijo de tu vecino, que nunca estudió nada y distribuye una marca competidora tuya por multinivel. En ocasiones estas dejan un margen de hasta el 50%. Si invirtió 1.000 € con el dinero que le dejó un familiar y su ticket medio es el mismo, ¿cuándo conseguirá cubrir inversión? ¿Entiendes el enfado?

¿Qué es verdad y qué es mentira? Si una empresa tiene 30 años y sigue adelante es mentira, si tiene menos debes ser más cauto. Ahora bien, te voy a indicar la diferencia entre ser maldiciente y denunciar. Si ves a tu vecino matar a su mujer qué harías: ¿llamar a la policía o subir a YouTube un vídeo llamándole asesino? Si a un negocio nadie lo lleva a los tribunales tras décadas, lo que veas en internet es, por tanto, una maledicencia. No hay estafas que 30 años dure.

 

deja tu comentario