El trabajador autónomo
15 Sep 2017

Te has quedado parado, y ahora ¿qué?

El networking para encontrar trabajo

Este blog está enfocado a emprendedores, no obstante he recibido mensajes de algunos de mis lectores que afirman, y con toda razón, que todo sobre lo que hablo tiene que ver y puede ser útil para personas en situación de desempleo aunque mis artículos no estén dirigidos a este colectivo.

Hoy, por tanto, vamos a hablar de qué actitudes debemos tener cuando estamos en desempleo. ¿Has estado alguna vez desempleado? Yo sí, y conseguí trabajar gracias a los contactos que hice.

En primer lugar debes de entender algo: es el hecho de que si estás sin trabajo no es porque no tengas talento sino porque no has creado relaciones con tu entorno. Todo el mundo puede ser despedido y por lo general, los trabajadores por cuenta ajena desarrollan menos sus contactos que los que los propietarios de un negocio. ¿Por qué? No lo entiendo.

Si cuando trabajas, creas relaciones personales con tus suministradores, te comportas de manera correcta con otros competidores o empresas del sector y muestras pasión por lo que haces, construirás menos relaciones coyunturales y añadirás algo de transcendentalismo (¿Qué es esto?) y eso te hubiera abierto la posibilidad de soltar una rama para colgarte a otra.

Ahora bien, sobre esto ya no hay nada que hacer por lo que no vamos a echar sal en la llaga. Lo que te queda por delante es no caer en el victimismo y empezar a a aceptar que no tienes empleo y tú eres el responsable: tu éxito empieza siempre en la aceptación.

Tras esto ¿cuál sería mi consejo? No pidas trabajo a diestro y siniestro como si fueras un pobre. No caigas en la paradoja del pobre. ¿Has visto alguna vez algún pobre saliendo de su miseria gracias a pedir por las calles? En verdad reciben limosnas que tan solo sirve para acrecentar el ego del que da cuando no el rechazo del resto.

Piensa, en cambio, en aportar valor.

Por ejemplo, haz una lista con todas tus cualidades y piensa en donde pueden apreciar tus cualidades. No me refiero a un empleo, me refiero a un lugar donde colaborar. Si eres muy bueno con números y muy organizado puedes acercarte a una ONG y decir algo del tipo: “estoy en periodo de transformación de carrera y mientras elijo donde trabajar me encantaría colaborar como voluntario en algo relacionado con…”

Si lo haces por email tus probabilidades de  éxito son 1 de 1000, si lo haces presencialmente 1 de 100, si hay alguien con cierta credibilidad que te presente 1 de 10. Increíble, ¿cómo es esto? Pues porque tienes que forjarte una reputación, si no la tienes, la tienes que pedir prestada.

Escribe en un papel con tu móvil delante cuántas personas conoces que consideras serias y tienen acceso a ONG’s. Ahora pregúntate: ¿tienes una relación buena con esa persona? ¿Has estado presente en su vida de manera correcta? Porque si la respuesta es no, no te va a ayudar. Lo que tendrás que hacer es crear nuevas relaciones con personas que se muevan en es ámbito.

Piensa donde están y colabora con ellos. Cuando elijas una habla más de las motivaciones personales, de lo que quieres aportar, que de tus necesidades. Las personas que aportan son las que reciben. 

Por último, ten en cuenta siempre la posibilidad de emprender. Hoy en día hay gran cantidad de negocios de los que no se necesita una gran inversión para sacarlos adelante. Piensa en los emprendedores digitales, por ejemplo. Gran parte de los recursos para montar un blog son gratis y una vez montados el coste de mantenimiento de un blog no es muy alto.

Por otra parte, también existen los negocios multi-nivel que si bien asustan a una gran mayoría de la gente porque les suena a estafa, la verdad es que no necesariamente tiene que serlo. En este artículo que escribí en el periódico digital Sevilla Actualidad explico qué es (Ve al artículo). Un negocio multi-nivel tan solo sigue un canal de distribución diferente al común y corriente.

Si eliges uno, recuerda que sea una empresa con recorrido, que el producto pueda ser consumido por un número elevado de personas. Distribuir café o productos caros de estética y belleza no es para todo el mundo ni tú pudieras tener acceso a esos clientes.

Suerte, y si te registras en la siguiente página recibirás más consejos para conseguir empleo. Voy a la página.

deja tu comentario